viernes, 26 de junio de 2020

La mujer sin impacto (medioambiental). Primera parte (Prolegómenos)



"Quien sabe contentarse, siempre está saciado" (Lao Tse)

Balance de los seis primeros meses del año:

De verdad que mi intención era buena. Y sigue siéndolo. Uno de mis propósitos este año era dar cabida al minimalismo en mi existencia en todas las facetas posibles. Sobre todo pensando en la cuestión medioambiental. Ya hice mi propio "acto de contrición minimalista" en enero. Apenas se intuía lo que se nos venía encima.

Mi propósito fue impulsado por la impresión que me causó la lectura de "No impact man" de Colin Beavan. Curiosamente, este libro llegó a mis manos de forma "reciclada": estaba en la estantería de espurgo de la biblioteca.

Beavan se propuso reducir su "huella de carbono", su impacto en el medio ambiente, a "cero pelotero".  Tiempo del experimento: un año. Empezó a relatar su experiencia en un blog, posteriormente se editó en el libro y luego se plasmó en una película de Netflix.

Estamos hablando de cambios y acciones absolutamente radicales en un matrimonio de treintañeros que viven en Nueva York, pijos con profesiones liberales (no es que le desprecie o insulte por ello, él mismo se define así) y su hija de dos años.

La verdad es que el libro me obsesionó porque veía absolutamente imposible que no dejemos ni un solo resto, ni un solo residuo, que no impactemos en nuestro entorno por mucho que nos empeñemos.

Las peripecias que les ocurren son incontables. En cuanto nos ponemos a pensar en las consecuencias de cada uno de nuestros actos, por pequeños que sean, y la influencia económica y medio ambiental que suponen, te vuelves loco. Hagas lo que hagas, vas a contaminar. Desde que te levantas hasta que te acuestas. Por muy buena voluntad que le eches. Pero siempre puedes hacer algo para ensuciar un pelín menos el mundo.

Te planteas cómo viajar sin emitir carbono. ¿Y qué como? ¿Cómo me caliento? Más aún: ¿somos conscientes de lo contaminante que es la producción de electricidad? ¿Y qué hago? ¿Me busco un generador, un acumulador? ¿Y dónde lo meto?  ¿Cuánta ropa tengo que tener? ¿Qué es menos perjudicial: un libro de papel o uno electrónico? Así con todo.

El libro parte de una base, que comparto totalmente, y es que aquí no estamos hablando de ascetismo ni de sobrevivir. No he venido yo a este mundo para ir de mártir por la vida. Se trata de no desperdiciar. La cuestión es empezar a plantearte lo más básico: ¿hasta qué punto necesito muchas de las comodidades de las que disfruto? Y la pregunta típica - tópica: ¿consumir me produce más felicidad? ¿Este nivel de consumo me tiene esclavizado a un trabajo? Demasiadas preguntas. ¿Acaso soy incapaz de ayudar al mundo?

Y aún así , con este maremágnum de dudas, uno se lanza con toda su buena voluntad a intentar aportar un granito de arena a la causa. Ojo, que cuando te embarcas en estas aventuras has de ser consciente que es una elección personal. Es decir, no te pongas en plan iluminado - gurú - poseedor de la verdad - plasta. Hay que predicar con el ejemplo porque, cuando empiezas a tomar ciertas decisiones, seguramente te vas a topar con la incomprensión, críticas e incluso cachondeo de familiares y amigos. No seas brasas. Respeta a la gente que no comparte esta iniciativa.

Bueno, pues manos a la obra:

Prescindir o reducir el consumo de artículos relacionados con ciertas aficiones era relativamente fácil.  No me hace falta seguir comprando artículos de papelería para mis proyectos de scrapbooking (por un poner) cuando tengo material que compré hace años y aún no he gastado. Lo mismo para la costura o el tejer. Pero claro, cuando me planteo, por ejemplo, el tema de la comida ya la cosa se complica. Vale, venga, el ABC del consumo responsable: comer productos de temporada y de cercanía. Perfecto. ¿Qué cercanía? Contando con que vivo en el centro de una gran ciudad, ¿qué perímetro escojo para delimitar el origen de los productos que voy a consumir con el fin de minimizar la contaminación en el transporte? ¿50 kms? ¿200 kms? Porque claro, hay que ver dónde se producen los alimentos que necesito en mi zona y siquiera si se producen. Insisto, esto no es jugar a "Supervivientes" y comer las dos cosas que se críen más cercanas. 

Ah, y los productos de temporada. Pues hay que informarse bien lo que es "de temporada" dado que ahora tenemos todo el año de todo. La verdad es que no hace tanto que solo había naranjas y mandarinas (por poner un ejemplo) en invierno. Pero ahora... Y por otro lado, si compro productos de temporada directamente al productor (ir a las huertas o granjas o a mercados donde los vendan) la cuestión te puede salir por un pico. ¿Y cómo llego a esos lugares de forma que no contamine y además pueda cargar con la compra? Por otra parte, estos artículos están más expuestos a inclemencias meteorológicas, plagas o enfermedades, lo que los encarece hasta tal punto que, en ocasiones, no puedo permitírmelos.

Y en estas reflexiones estaba sobre todos los temas relacionados con mis hábitos de consumo cuando nos confinaron. Adiós a excursiones al mundo exterior para ir a lejanos parajes en bici a adquirir mis alimentos de temporada directamente en el productor. Bueno, ni alimentos ni nada. He tenido que limitarme a lo que ofrecían las grandes superficies que me quedan al lado de casa. Y aunque alguna presuma de que sus productos son "de cercanía", "bio" y no sé cuantos engaños "ecológicos" más, el origen, el cultivo y la presentación son más que sospechosos y el precio por ser de cercanía, bio y ecológicos, inasumible. Que le tomen el pelo a otro con su "lavado de cara ecológico", conocido como Greenwashing. En el tema de envoltorios y el "mundo plástico" prefiero no meterme en este post porque merece capítulo aparte.

De sobra sé que tenía la opción "online" para comprar, pero al principio de este caos no todas las tiendas estaban preparadas para ello y las que lo estaban podían tardar lo que no está escrito en traerte el pedido. Mi otra cuita era: "vale, compro online, pero estoy exponiendo a una persona a que se contagie por traerme un pedido de algo que a lo mejor no es tan necesario". Pero precisamente mucha gente ha conservado su trabajo por realizar esos encargos.

Total, que aquí llegó ya mi disyuntiva definitiva: ¿Cómo puedo ayudar, dentro de mis humildes posibilidades, a remontar a la economía y al tiempo no traicionar mi espíritu minimalista/ecológico?

La respuesta (quizá) en el próximo capítulo.

sábado, 13 de junio de 2020

Favoritos mayo 2020





Este mes de mayo de un aciago año que ya no quiero ni nombrar ha traído gratos reencuentros musicales, buenas lecturas y frases memorables. Vamos a darle un repaso:

- Mejor película: "Becoming Jane" (Dir. Julian Jarrold 2007)


Prueba
Deliciosa pareja


Qué gran película protagonizan Anne Hathaway y James McAvoy. Esta biografía parcial de la escritora británica Jane Austen se centra en su relación/romance con Thomas Lefroy. La película se basa en acontecimientos reales que fueron recogidos en el libro homónimo de Jon Spence, asesor histórico del film.

En la película se narra no solo la relación entre ambos, sino también la lucha de Jane por imponerse a las costumbres de la época, contra los matrimonios acordados entre los padres de los contrayentes, el hecho de que una mujer deseara ser escritora y (¡oh locura!) quisiera vivir de ello... Una lucha constante contra convencionalismos que en caso de Jane Austen fue un éxito... o no... Vean la peli y juzguen por ustedes mismos.

En esta producción está cuidado hasta el último detalle de la ambientación y la trama es una auténtica novela victoriana de esas que tanto me gustan. Qué gozada. No quisiera dejar de nombrar, además de la gran interpretación de los protagonistas, la impagable aportación de James Cromwell como padre de Jane y Maggie Smith interpretando a una pérfida aristócrata clasista.


- Mejor libro: "Trilogía de Madrid 1940" Francisco Umbral (1984)


Mi cronista favorito de Madrid


Vergüenza me da no haber dedicado ya una o varias entradas a uno de mis escritores favoritos. Sí, yo he venido a hablar de los libros de Umbral. 

La faceta que más me gusta de este genio es la de narrador de sus vivencias en Madrid. No me importa leer una y otra vez sus experiencias en la pensión de Argüelles, sus aventuras con la presunta marquesa de turno, amante a su vez de algún ministro franquista, su vida en el arroyo de Abroñigal... Me entretiene, me muestra un Madrid al que tengo un poco idealizado por no vivido.

En este volumen se recogen tres libros, "Los tranvías", "Los alucinados" y " Los cuerpos gloriosos", y constituye una autobiografía, mitad imaginada, mitad real. Desde las entrevistas inventadas con literatos fallecidos, pasando por las tertulias en Chicote, todo Madrid tiene cabida en estas líneas, por las que llegan a desfilar más de 1000 personajes. Impagable la anécdota (¿real?) de cuando se presentó en una famosa cadena de radio para ser locutor con una carta de recomendación para Adolfo Suárez y este le echó con cajas destempladas ("a tenazón", es la expresión abulense usada en ese infausto momento),

Lo dicho, merece la pena. Y Umbral volverá como se merece a este blog.


- Mejor disco: "Island" Owen Pallett (2020)


Genio. Y punto


¡Ya era hora! Seis años esperando el nuevo disco del extraordinario compositor canadiense. Lo de seis años esperando es un decir, dado que este multiinstrumentista nos ofrece trabajos y colaboraciones a menudo y de lo más diversas, como la reciente banda sonora de la película "Spaceship Earth".

El caso es que después del gran disco "In conflict" de 2014, no teníamos un disco de Pallett como tal. Y lo que suele pasar cuando un artista ha ofrecido una obra maestra como el "Heartland" (2010), has de asumir que cuotas de genialidad como la de ese disco es difícil que se repitan. Aún así "Island" es un buen trabajo, merece la pena escuchar esas melodías y arreglos tan propios de Owen Pallett, perfectamente reconocibles, interpretados además por la London Contemporary Orchestra.

No les voy a engañar, este disco no es para organizar una fiesta. Disco ambiental, para escuchar con tranquilidad, con recogimiento, pero precisamente por la intimidad que destila da gusto darse un respiro y disfrutarlo a fondo.

Como siempre, es mejor un ejemplo que todas las explicaciones que se puedan dar. Por cierto, al tener que sacar el vídeo de "A bloody morning" en pleno confinamiento, a Owen Pallet le propusieron rodar a distintas personas en sus casas, como un collage de lo que estaba sucediendo en el planeta entero. Al principio no le convenció ni poco ni mucho ni nada, pero tras ver el resultado quedó más que satisfecho. 


- Mejor canción: "Blinding lights" The Weeknd

Como habitualmente, The Weeknd nos ofrece una elegante canción bailable, producción impecable y su reconocible voz, para mí de lo mejor de la "marca de la casa". 

Bailen o hagan ejercicio con esta discotequera tonada.


- Frase del mes: "La base del yo no es el pensamiento, sino el sufrimiento, que es el más básico de todos los sentimientos." ("La inmortalidad" Milan Kundera)

Y si lo dice Kundera...


- Personaje del mes: Luis Lucena


¡Qué majo era Luis!


Tarde de domingo. Sopor. Zapping. Y me topo con la película "Españoleando". ¡Ya me han alegrado la tarde! No solo la trama me tuvo ojiplática durante los 82 minutos que dura, sino que me descubrió a un cantante de lo más majo y salao: Luis Lucena.

Luis Lisart Tamarit (nombre real de este cantante valenciano) merece un post por sí solo. Este cantante de canción española llegó a hacerse popular hasta en Marruecos, hasta tal punto que el rey Mohamed V personalmente le llegó a dar un premio: una pitillera con incrustaciones en oro que el cantante guardó toda su vida.

Si había algo que le gustara a Luis eran las varietés, por ello varios de sus múltiples espectáculos llevaron ese nombre como "Su majestad el Varieté" o "Varietés 81". Ojo que en su época vendió lo suyo, grabando hasta 500 canciones, recibió tres discos de oro y, el dato que he encontrado de él que más me ha gustado, es que recibió "Casete de oro", un premio chileno, que le entregó la mismísima Rocío Jurado. Otro de los que ganaron este galardón fue Raphael. Para que nos demos cuenta que este premio no se daba a cualquiera. 

Esta estrella, hoy lamentablemente olvidada, se retiró en pleno éxito, estilo Concha Piquer. Quería que conserváramos un buen recuerdo de él. Pues venga, vamos a recordarle en pleno apogeo. ¡A españolear!


- Imagen del mes: púlpito con recomendaciones anti covid




Comulga pero seguro.


- Momento TV del mes: "Imprescindibles" Manuel Alejandro RTVE

Totalmente merecido el especial que RTVE dedicó a este grandísimo compositor gaditano.

Gocen con las palabras y las obras del Maestro a través del servicio A la Carta: https://www.rtve.es/alacarta/videos/imprescindibles/imprescindibles-manuel-alejandro/5581710/


- Experiencia del mes: Escribir el blog

Pues sí, este mes nos hemos dedicado a escribir bastante. No paran de surgir ideas de las experiencias o momentos más insospechados para plasmar por escrito. Espero "aterrizarlas" con menor o mayor fortuna en este humilde blog.

¡A por junio!

viernes, 12 de junio de 2020

"Coplas del andar torcido" The New Raemon



Pedazo de descubrimiento. ¿Disco del año? Desde luego es un clarísimo candidato. Por eso merece un post para él solito.

Ramón Rodríguez es el genio tras The New Raemon. En este trabajo le acompañan Raúl Pérez, Javi Vega, Salvador Horta, Ricky Lavado, Antonio Fernández Escobar y David Cordero al frente de los arreglos electrónicos. ¡Ah! y con la participación de Anni B Sweet en los coros. 

Ramón es un gran aficionado a la poesía, le apasiona el oficio de letrista, escribe canciones sin ponerse etiquetas. No se considera parte de ningún movimiento. En el título de este disco no debemos buscar complicadas metáforas líricas. Sencillamente esto del andar torcido es una referencia a la cojera del autor debida a un accidente de moto en su adolescencia.

Pero entremos en la enjundia de este disco, no apto para días de bajón:

Ramón Rodríguez refleja aquí el drama cotidiano de hacerse mayor, la angustia del hombre ante la incertidumbre y la deriva del mundo. En concreto, en "El árbol de la vida", según su propio autor, "se habla de vivir o sobrevivir (o ambas cosas), sin esconder la pérdida que trae consigo la vida".  Aunque muchas de las composiciones sean tristes, no quiere transmitirnos ese sentimiento, sino una idea esperanzadora. 

"A menudo los días se oscurecen 
y esconden aquello que acontece
en la feria de atracciones
ya no hay nadie que recuerde
que cada verano
es el último
cada verano
es el último verano"

("En La Feria de Atracciones")

Yo muy esperanzador no lo veo, pero si Ramón lo dice... Es más, esta es su propia explicación de la génesis de una de las canciones, y lo que pasó después:

"El verano pasado mi padre me regaló un viejo órgano que ha estado en su casa desde que yo era un niño. El órgano pesa una barbaridad, una vez instalado el teclado se me ocurrió grabar algo tocando el pedalero, de ahí surgió la intro de 'Días De Rachas Grises', mientras tocaba estaba pensando en la Nico de 'Desertshore', en el 'Funeral Chant' de Max Steiner, en el 'Agnus Dei' de Barber y también en el de Rufus Wainwrigth, la intro de la canción surgió sola de mis pies y de mi voz, incluso la letra fue improvisada. 

Dejé reposar esa idea algunas semanas hasta dar con la segunda parte de la canción que está inspirada en Lole y Manuel y Triana... ...Curiosamente el órgano que mi padre me regaló se echó a perder al día siguiente de terminar la composición de 'Días De Rachas Grises', la habitación se inundó completamente y el instrumento quedó para el arrastre, de algún modo pienso en que esta canción ha servido para que el viejo órgano se despida de mi familia, siempre pensaré en esta historia cuando la escuche."


Con respecto a la música, la influencia de The Cure no solo es obvia sino que una de las canciones, "Aunque Maldigas Entre Dientes" directamente está inspirada en la base rítmica de "The Hanging Garden", publicada en el álbum "Pornography" de la banda de Robert Smith. Y "Pronto todo será sombra" no desentonaría en absoluto en el disco "Wild Mood Swings", también de la banda inglesa.

"Pronto todo será sombra
entre el amor y el odio
la muerte vive demasiado cerca
nos hacemos daño
al hacernos fuertes" 

("Pronto todo será sombra")

A parte de esta referencia musical, el trabajo es inclasificable (afortunadamente). Hay preciosas melodías llenas de melancolía donde la voz de Ramón suena enérgica o derrotada, según el sentimiento que quiera transmitir. 

Por favor, escuchen esta maravilla de disco. Sí, tiene toda la pinta de ser un disco creado en pleno confinamiento pandémico pero, Ramón Rodríguez dice, "el mundo ya estaba mal antes".

"¿Cómo vas a detenerme?"

("Luna creciente")


Pues eso, que no se detenga y siga componiendo estas maravillas.

viernes, 29 de mayo de 2020

¡A la rica receta! Tallarines con alcachofas



Otra receta fácil y muy rica. Un poco de pasta con verdura, fruto seco y queso. Seguro que se pueden combinar estos elementos con ingredientes distintos de los que he utilizado y se consigue un resultado igualmente delicioso.

Ingredientes:

- Tallarines
- Alcachofas (bote o lata)
- Nueces
- Queso parmesano
- Vino blanco
- Cebolla
- Ajo
- Aceite de oliva virgen extra
- Laurel
- Sal

Preparación:

- Echar agua con sal y 2-3 hojas de laurel en una olla y cuando hierva, cocinar los tallarines el tiempo que se indique en el paquete o cuando esté al gusto del consumidor.
- Pasado ese tiempo se escurren y reservan.
- Mientras tanto picar finamente la cebolla y el ajo.
- En una sartén con un par de cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, sofreír a fuego bajo el ajo y la cebolla hasta que esta esté transparente.
- En ese momento echar las alcachofas y un chorrito de vino blanco y saltear durante 2-3 minutos a fuego medio.
- A continuación añadir los tallarines y no dejar de remover y mezclar durante 5 minutos.
- Servir con espolvoreando por encima queso parmesano y nueces al gusto.

¡Madre qué rico está! ¡Buen provecho!

sábado, 16 de mayo de 2020

Manuel Alejandro: él es aquel



Ya me vale. A estas alturas de la película (o mejor dicho del blog) aún no le había hecho su merecido homenaje a unos de mis compositores favoritos, Manuel Alejandro.

Tooooodo el mundo ha escuchado una canción compuesta por ese genio jerezano. ¿A que les suenan "Manuela", "Detenedla ya", "Que no se rompa la noche" o "Frente a frente"? Pues estas son solo pinceladas de una carreta prolífica cuajada de éxitos. ¿Qué digo éxitos? Clásicos. ¿Qué digo clásicos? ¡Himnos!

Manuel Álvarez-Beigbeder Pérez, más conocido como Manuel Alejandro, nació en Jerez de la Frontera el 21 de febrero de 1933. Hijo del compositor Germán Álvarez Beigbeder, se crió escuchando música clásica, pues tal era el gusto musical de su progenitor.

Cursó Composición en el Real Conservatorio de Madrid. Resulta curioso que en esa institución escogiera actores como Pedro Osinaga o María Fernanda D'Ocón para que cantaran las canciones que componía. En sus propias palabras: "Así no presentaba nada sinfónico, porque no tengo talento para ello". Que este hombre diga que no tiene talento... Quizá no para la música clásica, pero para la canción ligera, pocos hay que le superen. Claro, que al principio de su carrera tampoco tenía claro que quisiera dedicarse a componer.

Remedios de la Peña, catedrática del Conservatorio, le consiguió en la década de los 50 un trabajo en Radio Madrid. Ella era la montadora musical de las radionovelas que, con gran éxito, se emitían en esa emisora y él...  fue el realizador de efectos sonoros. Pobre, quedó muy decepcionado dado que pensaba que tocaría el piano y en tres días se haría rico y famoso. Pero difícilmente se puede alcanzar el reconocimiento vertiendo agua, simulando el sonido de una puerta al abrirse o el soplo del viento.

No debieron ser fáciles esos años. En aquella época también se dedicó a tocar el piano en bares americanos. Un poema debió ser la cara de su padre cuando se desplazó a Madrid para comprobar cómo se ganaba el pan su hijo. Esta ocupación y la preparación de unas oposiciones para dirigir una banda de música, retrasaron el comienzo de su carrera como compositor.


También interpretó sus propios temas

Pero una vez puesto a componer aquello fue un no parar de éxitos. Probó con los festivales, que no se le dieron nada mal: en el año 1969 su canción "Ese día llegará" ganó en el Festival de Benidorm, interpretada por Mirla Castellanos. Y a Eurovisión iría dos veces, una en 1966 con "Yo soy aquel", con el que quedamos en el puesto 7 de 18 concursantes, y la segunda en 1967. En esta ocasión presentó "Hablemos del amor", quedando sexto de 17. En ambos eventos el defensor de la canción fue Raphael. Y aunque el de Linares fue el que cantó, bien digo que Manuel Alejandro fue a Eurovisión porque entonces las canciones se interpretaban en directo y él fue el director de orquesta (como tendría que seguir haciéndose).


Mi combinación ganadora: Manuel y Raphael

Y no solo Raphael se ha beneficiado del buen hacer del jerezano: Jeanette, Nino Bravo, José Luis Rodríguez "El Puma", Lolita, Emmanuel, José José... y cómo no, Julio Iglesias y Rocío Jurado han interpretado sus canciones con maestría.


Julio y Manuel, tándem perfecto

Manuel opina que "Mi inspiración es trabajar. Escribo ahondando en el personaje como si fuera el protagonista de una novela y me adentro en situaciones que pueden suceder o han sucedido”. Pues no es por nada, pero, escuchando muchas de sus composiciones, válgame el Señor las situaciones que le suceden o han sucedido. Es un auténtico experto en esquivar la censura porque el caballero no se corta un pelo en sus letras, desde odas a la masturbación femenina, hasta múltiples homenajes al sexo oral. Lean, lean y juzguen ustedes mismos:

"Voy a llenarte toda, toda
y a cubrirte con mi amor
todo tu cuerpo."
("Voy a llenarte toda". Interpretada por José José)

"Fuiste mía,
sólo mía,
mía, mía,
cuando tu piel era fresca
como la hierba mojada.

Fuiste mía,
sólo mía,
mía, mía,
cuando tu boca y tus ojos
de juventud rebosaban.

Fuiste mía,
sólo mía,
mía, mía,
cuando tus labios de niña
mis labios los estrenaban.

Fuiste mía,
sólo mía,
mía, mía,
cuando tu vientre era aún
una colina cerrada."
("Lo mejor de tu vida". Interpretada por Julio Iglesias)

"Mi cuerpo desnudo,
La arena caliente
La brisa en mi cara
Aah, El roce del agua
Mil noches sin verte
Y un hombre que pasa, ¡Ay!
Las olas me llevan
Hay algas que cantan
Hay rocas que besar, aah ¡Ay!
Mi mente bailando
Mis manos que juegan
Me siento flotando, aah ¡Ay!
Mi cuerpo se entrega
la mar hoy es macho
mi boca me tiembla."
("Amores a solas". Interpretada por Rocío Jurado)

"Me alimenté de ti
Por mucho tiempo
Nos devoramos vivos como fieras
Jamas pensamos nunca en el invierno
Pero el invierno llega
Aunque no quieras.
Y una mañana gris
Al abrazarnos
Sentimos un crujido frío y seco
Cerramos nuestros ojos y pensamos:
Se nos rompió el amor de tanto usarlo."
("Se nos rompió el amor". Interpretada por Rocío Jurado)

"Me he quedado sola contigo
El se fue esta noche
Tuvo un compromiso
Un asunto extraño
Un asunto nuevo
Un amor seguro
Que lo tiene preso
Me he quedado sola contigo
Y aunque se que eres su mejor amigo
Te pido que me ayudes a pasar la noche
Que olvides quienes somos y hasta a quien amamos
Yo soy una mujer, envuélveme en tus brazos
Y haz lo que hace tiempo vienes tú soñando
Te pido que me ayudes a pasar la noche
Que yo no sé esperar a quien me hace daño
Ni lágrimas habrá, ni espinas, ni reproches
Que igual que él, yo voy a amar y ser feliz esta noche."
("Ayúdame a pasar la noche". Interpretada por Angélica María)

"Si la noche de anoche volviera
Valdría la pena olvidar que soy mujer
Para amarte y sin miedo entregarme
Y beberme tu amor como el aire
Y gritar y llorar de placer."
("Si la noche de anoche volviera". Interpretada por Lolita)


La más grande. Y punto

Manda narices que la única movida que tuvo con la censura fue con la canción "Niña" (interpretada por Marisol) con la que se presentó en el Festival de la OTI. Agárrense: el "comité de sabios" le advirtió que los trombones de la orquesta sonaban morbosamente excitantes. Se negó a cambiarlos y le dieron a Augusto Algueró el arreglo orquestal. O sea, que sus letras no es que se las leyeran mucho, pero los trombones... ¡Ay los trombones!

En el caso de discos como "Un hombre solo" de Julio Iglesias, su método de trabajo me parece fantástico porque describió fenomenalmente bien cómo se sentía el cantante en ese momento de su vida. Por cierto, Julio es el intérprete favorito de sus composiciones porque "Es muy sencillo, no hace aspavientos. Es como un buen vino, en sus años medios. Con él, estoy tranquilo".

En fin, adéntrense en el mundo del Maestro Alejandro que les aseguro que lo van a gozar jejeje.

Como cierre, la personalísima versión de Albert Pla de otro éxito suyo: "Soy rebelde". Pelín diferente de como la canta Jeanette:




PD.- No puedo dejar de poner mi canción favorita de todas las compuestas por Manuel. La piel de gallina se me pone, oiga:






domingo, 10 de mayo de 2020

¿Quién domesticó a quién?



En estos días que hemos visto campar a sus anchas a montón de animalejos por pueblos y ciudades gracias a nuestro "confitamiento", ha dado la casualidad que he estado leyendo el gran ensayo "Domesticados" de la médico-paleopatóloga Alice Roberts.

Esta extraordinaria divulgadora plantea en este libro una curiosa pregunta: ¿quién domesticó a quién? ¿Nosotros a las especies o las especies a nosotros? El hombre, en su infinita arrogancia y su tendencia a jugar a ser Dios (ya vemos a lo que nos ha llevado), tiende a pensar que ha sido él el que ha domado a la naturaleza cuando puede que sea ella la que nos ha cambiado a nosotros.

Roberts escoge a diez especies absolutamente familiares para todos y analiza el impacto mutuo que nos hemos causado. A saber:
  1. Perro
  2. Trigo
  3. Reses
  4. Maíz
  5. Patatas
  6. Gallinas
  7. Arroz
  8. Caballos
  9. Manzanas
  10. Humanos (sí, también nosotros mismos)
Roberts nos explica la diferencia entre cultivar y domesticar en el caso de las plantas, y el fenómeno de simbiosis, que no servilismo, en el de los animales. Cultivar significa sembrar, cuidar, cosechar. El proceso de domesticación consiste en ejercer presión sobre su genotipo y fenotipo de las plantas sometiéndolas a presiones selectivas. Esta misma definición vale para los animales, solo que en este caso tendemos a creer que somos sus amos, sin pararnos a pensar que al principio del proceso en realidad el encuentro entre especies fue una asociación simbiótica, compartiendo y cogiendo prestados recursos mutuos. Y, no es por nada, pero debería ser un baño de humildad considerar que hemos domesticado un ínfimo número de especies, comparado con todas las que hay en el mundo.

Es muy interesante la investigación sobre el origen de la domesticación según las especies. ¿Hay un origen único u orígenes múltiples? Pues parece haber bastante unanimidad en la teoría de que la domesticación ha tenido lugar muchas veces y en muchos sitios distintos. Y una pista para localizar a la especie original es saber que tiende a mostrar mayor diversidad cuanto más cerca está de su origen. Al fin y al cabo, es allí donde ha tenido más tiempo para acumular diferencias.

¡Ah! Y no dejemos de lado la importancia del cambio climático en nuestra supervivencia. Y no, no estoy hablando del actual, me refiero al que ocurrió hace miles de años. ¿Por qué a dos grupos de cazadores-recolectores tan alejados entre sí como los del levante del Mediterráneo (la Media Luna Fértil) y los de Lejano Oriente (véase el Valle del Yangtsé), les dio por cultivar los cereales que se desarrollaban en cada territorio? ¿Por hacerse veganos de repente? Pues no. Al llegar la sequía helada que duraría más de mil años, aquellos parientes lejanos nuestros debieron empezar a cultivar las hierbas silvestres (trigo, cebada y avena en el Mediterráneo y arroz en China) ante la escasez de caza. Esto sucedió hace entre el 11.000 y el 8.000 a.C. Estas plantas se habían desarrollado "a mogollón" tras el aumento global de los niveles de dióxido de carbono en el 15.000 a.C. Vamos, que más que una elección dietética, fue necesidad pura y dura. Nada de paseos triunfales por lo "listos" que somos, sino que una serie de catastróficas desdichas nos llevaron por el azar y la fortuna a cambiar de estilo de vida. ¡Y pensar que en origen muchas de estas plantas se consideraban malas hierbas! ¿Malas hierbas el lino, la rúcula, la zanahoria, el guisante y el cilantro? ¡Cómo ha cambiado el cuento!

La verdad es que es apasionante descubrir, por ejemplo, cómo nos asociamos con los lobos, Una vez vencidas las reticencias entre humanos y los Canis lupus, ellos nos protegieron contra depredadores o cuidaban nuestros rebaños, a la vez que aprovechaban los restos de nuestra caza, con lo cual les salía a cuenta quedarse a nuestro lado para asegurarse el alimento. Y poquito a poquito llegaron a ser los Canis lupus familiaris, o sea, nuestros perros.

La crianza selectiva, especialmente de los animales, nos ha llevado a ir escogiendo lo que mejor nos viniera según la época. Un poner: según nos ha convenido para nuestras guerras (manda narices) hemos seleccionado los caballos más rápidos y ágiles para tirar de carros, o más pesados y resistentes, para llevar las piezas de artillería. O los bueyes, que nos han servido para los carromatos y así los pastores han podido migrar con su casa a cuestas y sus rebaños.

Qué decir del cambio de tamaño en las especies que hemos domesticado. Hemos preferido el trigo que daba granos más grandes; las vacas, según las épocas, las hemos escogido grandes para que dieran más carne y, cuando nos ha convenido tener más leche, hemos hecho parir a vacas inmaduras terneros que al nacer pesaban menos de lo normal, con lo que el tamaño de la especie iba disminuyendo. Por cierto, de la necesidad de almacenar la leche (y posteriormente de hacer queso) pudo surgir la alfarería. Vamos, que no es de hoy el ir manipulando las especies que se han dejado domar.

¿Y eso de dedicar un capítulo a la domesticación del hombre por el hombre? Pues sí, la autora defiende la teoría de que somos una especie que se ha domesticado a sí misma al ser el hombre un ser social. Roberts considera que somos más mansos y tolerantes, hemos sido capaces de desarrollar el arte y el lenguaje y, gracias a abrirnos a la comunicación, hemos difundido las ideas y hemos alcanzado una gran complejidad cultural. Siento disentir en ciertos puntos de su teoría. No creo en ese "buenismo". Pero si una eminencia como ella lo cree... pues razón tendrá.

En fin una lectura amena e interesante la de este libro, que además nos hace reflexionar sobre la polémica de la crianza selectiva (que se lleva haciendo desde los albores de la humanidad) y la manipulación genética que tantos debates genera. Queremos comer mucho, de todo y todo el año, y la tierra no da más de sí. ¿Por qué aceptamos que las plantas se irradien desde hace hace casi un siglo (así, a lo tonto) para conseguir mejores ejemplares y ponemos el grito en el cielo cuando se realiza la misma acción sobre el ADN de una forma más precisa? En ambos casos se han potenciado virtudes que nos convenían y se han eliminado ciertos rasgos que no nos venían bien. Quizá sea porque en la manipulación genética se utilizan virus como vectores, porque los que impulsan estas investigaciones son corporaciones que nos resultan lobos con piel de cordero, porque "las cosas cada vez saben más a nada"...

Lo dicho, libro divulgativo totalmente recomendable tanto para "gentes con estudios" como para profanos. Para cerrar este post no quisiera dejar de referir un dato cuanto menos curioso que se explica en el capítulo dedicado a las manzanas: ¿saben que por un recurso de narración, en un flagrante error de traducción, lo que se comió Eva no fue una manzana sino que pudo ser un pomelo, una naranja o una granada? Investiguen, investiguen... 

viernes, 1 de mayo de 2020

Favoritos abril 2020



¡Qué intenso ha sido el mes de abril! Afortunadamente he disfrutado de muy buenos discos, lecturas amenas y películas impactantes. ¡Por eso este mes hay tres películas favoritas a falta de una! ¡Imposible decidirse! Comenzamos:

- Mejor película: "Chantaje a Broadway" (Alexander Mackendrick. 1957)


Pero qué pedazo de actores

Pero ¿cómo no conocía esta pedazo de película? Pocas veces se ha contado la trastienda del artisteo con la intensidad y desgarro de esta cinta. Burt Lancaster representa a un columnista con millones de seguidores que tiene acongojado a todo bicho viviente por lo que puede suponer un comentario negativo suyo. Vamos, como una Encarna Sánchez pero a lo yanki. Tony Curtis es un agente de prensa que haría cualquier cosa para que sus clientes salieran en la columna de J. J. Hunsecker (o sea, Burt Lancanster). Pero Hunsecker tiene un talón de Aquiles: su hermana pequeña. Una relación enfermiza (mutua) de sobreprotección del todopoderoso Hunsecker que se viene abajo cuando ella se enamora de un humilde músico de jazz.

A partir de ahí una campaña de acoso y derribo contra el músico deja al descubierto las peores tretas que se pueden hacer para destrozar la vida de una persona a todos los niveles. Ummmm, me llega el tufillo de cierto programa de cierta cadena... Pero vamos, que ya quisieran muchos reporterillos llegarle a los talones al sabueso degenerado de Sidney Falco (o sea, Tony Curtis).

Gran guión, espectaculares interpretaciones y final tremendo. Absolutamente recomendable.


"Como un relámpago" (Miguel Hermoso. 1996)


Bravo Santiago Ramos

Para mí esta película es un claro ejemplo de lo que un GRAN actor puede hacer con una película sencilla. El recital de interpretación que da Santiago Ramos me hizo verla hasta el final. La historia no puede ser más simple: un adolescente pijo (Eloy Azorín) vive con su madre (Assumpta Serna) que es una abogada exitosa y que gana unas buenas perras. Ahora, la cuestión es que ella en su juventud era una comunista y feminista radical que decidió tener a su hijo sola pasando del padre. Comunista que luego vive a todo trapo montada en el dólar... Eso me suena a... Perdón, que me distraigo. 

El caso es que al chaval le entra la curiosidad de conocer a su progenitor (Santiago Ramos) y consigue localizarlo en Gran Canaria. El saber que su padre sigue anclado a sus ideales de juventud, mal viviendo y peor bebiendo, es un shock que no hace más que aumentar su interés por él.

Película de puesta en escena sobria, trama poco original por vista ya mil veces, como he dicho se salva por la interpretación de Ramos. Ganó un Goya por ella y más que merece porque el retrato que hace de ese bohemio desfasado y tramposo es impagable y espectacular. El momento en el que le explica al pánfilo de su hijo lo que es "el relámpago" debería enseñarse en las escuelas de actores. Bravo. 


"Communion" (Philippe Mora. 1989)


Qué manía tienen los marcianos de
urgar donde no deben

Bueno, bueno, bueno, vamos a ver una cosita: semanas después de haber visto este ¿engendro? me sigo planteando si es una comedia involuntaria, una coña o un producto exclusivo de seguidores de programas como "Alienígenas", "Generación Alien" o protoastronautas en general.

No es ni mucho menos mi intención reírme o menospreciar a Whitley Strieber, escritor que narró en su libro del mismo título los encuentros que sufrió con extraterrestres. Lo que me dejó ojiplática fue la puesta en escena de la película. Mi admirado Christopher Walken se encarga de encarnar al escritor y, como no podía ser de otra forma, resulta más marciano que esos seres de plastiquete blandurrio que se supone que son los ETs de turno. Bueno, y éstos tienen unos esbirros interpretados por unos enanos disfrazados de critters que son el despiporre. Impagable la escena final con la clase de zumba de Walken y los protoastronautas.

Escenas lisérgicas de alucinaciones o presuntos sueños, o presuntas abducciones con tractos rectales incluidos... Terapias en grupo de personal que ha tenido encuentros en la tercera fase... 

Indescriptible de verdad pero digna de mención. La obra aúna defensores apasionados y detractores sin piedad. Yo aún estoy recogiendo mi mandíbula del suelo.


- Mejor libro: "Freakonomics" Stephen J. Dubner & Stephen D. Levitt (2005)


Economía para chicos y grandes

Obra absolutamente recomendable para darle una vuelta a la idea que tenemos de la Economía. El profesor de Economía Steven David Levitt  y el periodista Stephen J. Dubner se alían en este libro para unir los artículos del primero con la entrevista que le quería realizar Dubner al original economista.

Que nadie espere encontrar sesudos estudios con estadísticas interminables, intragables y crípticas para el común de los mortales. El grandísimo mérito de Levitt son las preguntas que se plantea para desentrañar grandes misterios de la humanidad actual. Seguro que nunca se han planteado cuestiones como la relación entre un profesor de instituto estadounidense y un luchador de Sumo, el motivo por el que los traficantes de droga viven en casa de sus madres o la influencia que puede tener en la vida laboral de una persona el nombre que sus padres le colocaron al nacer.  Pues Levitt lo hace y con unas respuestas tan curiosas como certeras.

Estoy deseando leer otras obras de este autor y ya me he aficionado a escuchar los podcasts en su blog Freakonomics. Podrán encontrar allí más preguntas sobre las que reflexionar, como si USA necesita un presidente o, mucho más recientemente, qué ocurre si por culpa del maldito virus todo el mundo se queda en casa para comer. Insisto, su maestría está en las preguntas. Qué caramba, y también en las respuestas.

- Mejor disco: "Familiaris" (Snooze. 2019)


Qué chula la portada

Gran descubrimiento el de esta banda de Chicago practicante del Mathrock. Aún no tengo muy claro lo que es este movimiento musical. Solo sé que los discos que escucho de este tipo de música me encantan. Y este de Snooze no es una excepción.

Mira qué buena canción esta por ejemplo:





- Imagen:  Via Crucis 2020


He visto pelis de apocalipsis zombie
 que dan menos miedo

Impresionante imagen la de una Plaza de San Pedro vacía la noche del Viernes Santo. Fue en este lugar, y no en el tradicional Coliseo, donde se realizó este año. Ya me explayé en mi post sobre la Semana Santa 2020 ("La Semana Santa vivida en replay"). En esta ocasión solo quería echarle un último vistazo a esta celebración.


- Mejor canción: "More than love" The Prize Fighter Inferno

¡Cómo no iba a volver mi adorado Claudio Sánchez a los favoritos del mes! Esta maravillosa canción recién publicada vuelve a recoger la esencia de este proyecto paralelo del líder de Coheed and Cambria. Qué oportuna la letra en estos días:

"It's okay to be afraid
Don't worry about tomorrow, let's play today"

(Está bien estar asustando.
No nos preocupemos por el mañana, juguemos hoy)

Todo un canto al carpe diem.




- Frase: "If morality represents an ideal world, economics represents the actual world". ("Freakonomics" Stephen J. Dubner & Stephen D. Levitt)

"Si la moralidad representa un mundo ideal, la economía representa el mundo real".

El dilema del mundo actual: reactivar la economía a costa de vidas humanas. Pero si no se reactiva la economía, miles de personas se verán abocadas a la miseria. Resuénvanlo.


- Personaje: Zachary Kondak 


Un hombre, un pc y un padre

Como me parecía ya mucho meter dos discos del mes, he decidido dar el galardón de personaje del mes a Zachary Kondak tras escuchar su magnífico "Part II: It’s Also Glass". 

Este músico de Albany (Nueva York) ha ido dando tumbos por la vida, literalmente, no solo por los múltiples proyectos musicales que ha creado. 

Nuestro héroe no encontraba su lugar en el mundo y, ya talludito, se mudó a vivir con su padre. ¿Qué podía salir mal? Antes de recalar en casa de su progenitor compuso miles de canciones sin terminar que se gestaron en un periodo de gran turbulencia. Incapaz de finalizar una composición como es debido, su sentimiento de loser llegó a su máximo "explendor" cuando perdió el portátil donde almacenaba todas esas canciones inconclusas. ¿Terminó este acontecimiento con nuestro protagonista? ¡De ninguna manera! Se compró otro y le vino la inspiración para crear el álbum "Skyboat". Y en este caso las alegrías no vinieron solas: encontró su viejo portátil con todas aquellas tonadillas a medias, se puso las pilas y de ellas no salió uno si no dos discos: "Part I: It’s Glass" y la parte dos, que es la que me ha alegrado los oídos el pasado mes. 

Aparte de por las vicisitudes del amigo Kondak, por favor no dejen de escuchar su mezcla entre abigarrado art pop y avant garde (Y/N). Un hombre que opina que "El Amor es Dios. El odio es el pecado" merece una oportunidad. 

¡A ver qué nos depara Mayo!


¡Cumpleaños feliz! Agradecida y emocionada




¡Dos años! Ya ha pasado todo este tiempo desde que un día de fiesta como hoy me senté a intentar plasmar lo que se me pasaba por la cabeza en plan virtual en lugar de en papel como había hecho toda mi vida.

Este blog es un hobby, una diversión y así quiero que siga siendo. Tenía pensado un cambio de "look" para el segundo aniversario pero las infames circunstancias que padecemos me han impedido llevarlo a cabo. Da igual, tan pronto como pueda plasmaré las humildes ideas que tenía pensadas.

Un año más realmente lo que quiero es dar las gracias. GRACIAS con mayúsculas a todo el que ha dedicado unos minutos de su tiempo a leer los posts. GRACIAS a quien ha colaborado con sus ideas y ha corregido la forma de plasmar las mías y a quien me ha dado un momento de inspiración. GRACIAS a quien ha dado un like en las redes sociales. Si me llegan a decir cuando empecé que habría tantas personas cercanas y lejanas que iban a echar un vistazo a mis historias nunca lo hubiera creído:





Tengo mil temas que desarrollar. ¡Lástima la falta de tiempo para llevarlas a cabo! Se materializarán poco a poco, seguro. Espero que os gusten y paséis un buen rato con mis divagaciones.

No me enrollo más, que soy muy dada a ello. Finalizo insistiendo en el mensaje que quiero transmitir hoy:



viernes, 24 de abril de 2020

Siempre es buen día para el Día del Libro



Otro acontecimiento más que no se ha celebrado este 2020 como se ha hecho toda la vida: el Día del Libro.

Qué lástima no ver las calles con los puestos interminables de libros y las librerías con sus mejores galas. Pienso en cuantas de ellas me encontraré cerradas cuando podamos salir a la calle. Ojalá pueda volver a todas.

Pero no quiero que este post tenga un tono triste. Todo lo contrario. Si ya el año pasado por estas fechas dije que para mí el Día del Libro es todos los días, este año no iba a ser menos. Así que aquí va mi humilde aportación a esta insigne celebración con tres de los libros leídos recientemente. Cada uno en su estilo, han sido una gozada.¡Comenzamos!

- "Eso no estaba en mi libro de Historia de la Literatura" Lorenzo Gallardo (2019)

Ojalá Lorenzo hubiera sido mi profe
de Literatura


El Maestro Gallardo nos ofrece una versión original, didáctica y entretenida de los grandes literatos, retratados en sus anécdotas o vivencias más desconocidas y curiosas. Siempre he creído que enseñar Literatura (igual que Historia o Matemáticas) no tiene que ser un tostón de fechas, títulos o ecuaciones. Y esta es una demostración más de este hecho.

Desde Safo a Paolo Coelho, pasando por Jonathan Swift, Dumas o Valle-Inclán, este repaso a la literatura universal nos deja momentos delirantes como el entierro de la mosca de Virgilio, el espantoso olor con el que se inspiraba Schiller, el motivo por el que no se debía invitar a Rimbaud a tu casa o el porqué de que Giuseppe di Lampedusa contara mucho las pesetillas antes de gastárselas.

¡Lorenzo nos deja de nuevo "to picuetos" con las historias que nos cuenta! ¡Léanlo! Aunque solo sea para amenizar reuniones varias con las curiosidades que nos desvela este libro. Van a quedar fetén.


- "Imitación de Cristo" Tomás de Kempis (Siglo XV)


Imprescindible en el confinamiento


No me extraña que esta obra datada en el siglo XV haya sido tan exitosa como comentada. Básicamente es una guía para comportarse como un verdadero cristiano y tomar como modelo a Jesús, eso sí "siglo XV style". Que hay otras formas de seguir las doctrinas cristianas menos radicales, digo yo.

En estos consejos espirituales hay diálogos entre el alma y Cristo, quien nos aconseja en primera persona cómo dirigir nuestras vidas. Desde cómo prepararse para recibir la eucaristía hasta cómo hemos de despreciar el mundo y sus trampas que no nos llevan a nada bueno. Todo esto con un lenguaje que te acongoja y te hace querer pedir perdón hasta por haber nacido.

Ojo, que hay que ponerlo en su contexto histórico. Tomás de Kempis fue un monje alemán nacido en 1379 (aprox). Vaya época para nacer. Claro que... ¿alguna época ha sido realmente buena para venir al mundo? A lo que vamos. Tomás quiso con este libro recordar a sus compañeros de profesión las actitudes y costumbres que se tenían que vivir y poner en práctica para considerarse un digno cristiano. Que había ya muchos por ahí que habían perdido el rumbo...

No es de fácil lectura, no lo vamos a negar, y hay que situarlo en ese contexto para no enfadarse mucho leyendo ciertas afirmaciones, especialmente las dedicadas a la ciencia, la literatura y las mujeres. Aún así, merece la pena sin duda alguna. ¡Arrepentíos!


- "Sinopsis de cine" Ángel Sanchidrián (2017)


Cinéfila desde chiquina

Por favor, qué "jartá" a reír me pegué con este libro (mil gracias por el regalo chicos).

Lo que empezaron siendo unas reseñas muy personales sobre películas hechas en una red social por este Biblioteconomista, ha terminado recopilado en esta obra.

No me extraña nada el éxito que ha tenido y la fama que ha alcanzado con su peculiar forma de "ver" películas archiconocidas para todos. Tan propia es su forma de contar, que al final del libro hay un diccionario para explicar las expresiones que se usan a lo largo del mismo.

Aún me parto sola pensando en la forma de resumir "El Exorcista", "Memorias de una geisha" o "Gremlins". Aquí no se respeta a nada ni a nadie.

Fijo que después de leerlo ya no pueden ver el cine igual. Habrán de tener en cuenta lo que le pasa a los "chiquines", qué es lo que le da calidad a la película y para quién es recomendable.

Les animo también a que hagan su propia lista de salidos, lerdos, plastas, romeros y chulos. Las instrucciones en "Sinopsis de cine".


¡Lean lo que quieran, pero lean!

viernes, 17 de abril de 2020

Favoritos marzo 2020





Más vale tarde que nunca. Aquí están los favoritos del mes pasado. Unos favoritos un poco extraños como los tiempos que nos están tocando vivir. La verdad es que han quedado muy espirituales y con mucha influencia de más allá de los Urales. Comencemos...


- Mejor película: "Las sandalias del pescador" Michael Anderson (1968)

Anthony Quinn: pedazo de Papa

Esta es la típica película de las que se dice que "ya no se hacen". Basada en la novela homónima de Morris West, esta película fue un pelotazo comercial. Ahora cuesta creer que una historia ambientada en el Vaticano en plena guerra fría, llena de reflexiones teológicas, pudiera ser tal éxito. Claro que era otra época. No hacían falta efectos especiales ni héroes de cómic para llenar los cines.

El protagonista es el personaje Kiril Lakota (Anthony Quinn), sacerdote católico ucraniano perseguido y condenado a trabajos forzados durante el régimen comunista soviético. Su propio carcelero, el presidente ruso (Laurence Olivier) le libera y Kiril es enviado al Vaticano como asesor.

Gusta tanto el ucraniano que consigue llegar a Papa y le toca lidiar con un conflicto chino-soviético-estadounidense (el temita no ha cambiado mucho décadas después como podemos comprobar hoy en día). Pero con Anthony Quinn no hay tontería nuclear ni hambruna mundial que le arredre y lo arregla con una decisión de la que ya podía tomar nota la iglesia. 

Una anécdota sobre la actuación de Quinn: este actor se metía tanto en los papeles que le costaba salir de ellos, incluso cuando terminaba el rodaje. Su hijo Lorenzo comentó en una ocasión que con esta película era la única vez que su madre y sus hermanos habían vivido tranquilos porque la espiritualidad del personaje se la llevaba a casa. 

El reparto es espectacular e incluye, además de a los actores citados, otros ilustres nombres como Vittorio De Sica o John Gielgud. A destacar el papel del actor Oskar Werner, que da vida al Padre David Telemond, teólogo con ideas heterodoxas sobre la doctrina de la iglesia oficial al que le hacen la vida imposible. Posiblemente sea el reflejo del jesuita Pierre Teilhard de Chardin, cuyas revolucionarias ideas llegaron a influir hasta el punto de "provocar" que el Concilio Vaticano II se llevara a cabo.

La música del compositor Alex North ("Un tranvía llamado deseo", "Espartaco", "El honor de los Prizzi"...) acompaña a esta gran película. 

No dejen de verla.


- Mejor libro: "La tempestad de nieve" Alexander Pushkin (1830)

Me he hecho de Pushkin

Lo único que lamento de la lectura de este libro es no haber descubierto antes a Pushkin, el considerado padre de la literatura rusa moderna. Fue el primero en escribir en su propio idioma. ¿Escritores inspirados e influidos por él?  Gogol, Dostoyevski o Tolstoi, por un poner. Ahí lo dejo.

La trama de este breve relato es de las que a mí me gustan: dramón y miedo. Típica historia de niña rica (María) enamorada de soldado pobre (Vladimir) y los padres diciendo que nanai de casarse con un tieso. ¿Solución? Un clásico: nos escapamos. Pero esa escapada resulta un fiasco, precisamente por la tempestad de nieve. Parece mentira que unos rusos no tengan en cuenta su climatología para planear estas cosas. Total, que no hay boda, aquello termina como el rosario de la aurora hasta que años después la muchacha se topa con otro oficial del ejército que... Ay amigos, esto ya lo tienen que descubrir ustedes. 

Me encantó cómo la narración te mantiene en vilo con una historia tan típica y tópica, hasta derivar casi en una de terror.

Por cierto, esta novela inspiró la película "The Blizzard", dirigida en 1964 por el director ruso Vladimir Basov. Habrá que buscarla y gozarla.


- Mejor disco: "Elvenmusic" Caprice (2001)


Verdaderamente, música de elfos

Gran descubrimiento este grupo moscovita. Habrá que dedicar un tiempo a escuchar el resto de su discografía. Este álbum es un clásico ejercicio de "música oscura", gótica o "para tristes".

Con una deliciosa voz femenina, me recuerdan a otros grupos que escuché hace años hasta la saciedad como los extraordinarios Ordo Equitum Solis. Venga, una muestra para disfrutar de música fina y elegante:




- Mejor canción: Dua Lipa "Don´t start now"




Un poquito de baile en estos días de apoltronamiento casero. ¡Bien por Dua Lipa! 

- Mejor frase: 

"Bueno es que algunas veces nos sucedan cosas adversas y vengan contrariedades, porque suelen atraer al hombre al corazón, para que se conozca desterrado y no ponga su esperanza en cosa alguna del mundo. Bueno es que padezcamos a veces contradicciones y que sientan de nosotros mal e imperfectamente, aunque hagamos bien y tengamos buena intención. Estas cosas de ordinario ayudan a la humildad y nos defienden de la vanagloria."

("Imitación de Cristo". Tomás de Kempis)

Sí, es más de una frase, pero en estos días viene que ni pintada.


- Imagen del mes:


Lucecicas de colores

¿Otra vez con la Navidad? Pues sí. No quiero ponerme triste, melancólica ni melodramática pero el día que vi esta pedazo de bola con su espectáculo de bombillicas no cabía un alfiler en la calle, ríete tú de la procesión más multitudinaria. 

Apenas tres meses más tarde en esa esquina no hay absolutamente nadie, vamos, que en "The walking dead" hay más peña transitando las ciudades que ahora en la vida real. Ni tanto ni tan calvo. Se echa de menos un poco de humanidad suelta por las avenidas...


- Mejor experiencia: Resucitar idiomas



Do you speak...?


En la situación actual me ha apetecido dar un repaso a los idiomas que antaño estudié, unos más "oxidados" que otros. El libro de texto de ruso, un libro de consejos de cocina y mantenimiento de la casa en alemán y un libro de Economía "alternativa" en inglés ayudan a las neuronas a mantenerse activas y con su plasticidad intacta.


A ver qué depara abril.